Inicio

Jogging

Practicar running de forma moderada es más beneficioso que hacerlo vigorosamente



Un estudio sugiere que el ejercicio vigoroso puede aportar más problemas que beneficios para nuestra salud. Correr un par de veces a la semana a un ritmo moderado es una buena estrategia. Cualquier otra cosa no es solo innecesaria, sino que puede ser perjudicial.

Los beneficios del ‘running’ son mayores si se hace de forma más moderada que intensa. Lo sugiere un estudio publicado en «Journal of American College of Cardiology» que ha analizado a 5.048 participantes sanos que forman parte del Copenhagen City Heart Study.

Practicar running atenúa el deterioro de la eficiencia energética



Practicar running mejora la eficiencia energéticaEl hábito de correr de forma habitual, a pesar de haber pasado los 60 y los 70 años, aumenta la eficiencia energética del cuerpo y la hace comparable a la de un veinteañero. Si corres, tu riesgo de muerte disminuye ocho años comparado con gente sedentaria de tu edad.

Correr, lo que ahora se llama running y que en nuestros orígenes paleolíticos era la diferencia entre un humano vivo y otro muerto de hambre, nos mantiene más jóvenes. Eso es lo que indica un nuevo estudio que ha analizado el consumo energético del cuerpo humano durante el ejercicio como si se tratara de una máquina más. Sus resultados indican que personas sexagenarias y septuagenarias que han corrido durante décadas de forma habitual mantienen una mayor eficiencia energética, comparable en algunos casos a la de personas de 20 años. Sin embargo, gente de esa misma edad que camina habitualmente como forma de ejercicio no tiene un organismo tan eficiente, según los autores.

Suscribirse a Jogging