Inicio

Nutrición y Dietética

Mientras más tiempo tengamos el colesterol alto, mayor riesgo cardiovascular tendremos



Colesterol acumulado con el tiempoPor cada década que una persona haya tenido el colesterol elevado, incluso ligeramente, entre los 35 y 55 años, el riesgo de enfermedad cardiaca podría aumentar en casi un 40%.

Cuando se cumplen los 30 es mejor tener el colesterol bajo control. Lo asegura una investigación que se publica en «Circulation», que concluye que tener el colesterol alto entre los 30 y 50 años aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, y cuanto más tiempo se mantiene elevado, mayor es el riesgo. El informe muestra que por cada década que una persona haya tenido el colesterol elevado, incluso ligeramente, entre los 35 y 55 años, el riesgo de enfermedad cardiaca podría aumentar en casi un 40%.

La lactancia materna es fundamental en la salud del microbioma intestinal



 Lactancia MaternaLa transición a los alimentos sólidos es mucho más dramática para el microbioma de los bebés que no son amamantados exclusivamente con el pecho.

La lactancia es fundamental en la composición, diversidad y estabilidad del microbioma intestinal. Lo afirma un estudio que se publica «Frontiers in Cellular and Infection Microbiology» que ha visto que la dieta de un bebé durante los primeros meses de vida tiene una profunda influencia en las bacterias intestinales que, a su vez, influyen en la capacidad del bebé para la transición desde la leche a los alimentos sólidos y pueden tener efectos sobre la salud a largo plazo.

Según explican los investigadores de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.), los bebés que son alimentados exclusivamente con leche materna tienen comunidades microbianas más preparadas para la introducción de alimentos sólidos...

La leche, mitos y verdades



¿Sabías que se debe continuar consumiendo cuando pasamos la infancia? ¿Y que la desnatada tiene los mismos nutrientes que la entera? La soja, entre otras cosas, no puede ser un sustitutivo de la entera.

Son muchos los mitos que rodean a los alimentos. Sin embargo, uno de los que más leyendas atesora desde siempre es la leche. De ella se ha dicho - por ejemplo - que es una gran fuente de calcio, que ayuda a los huesos a desarrollarse y que es necesaria únicamente en la infancia.

La exposición al mercurio presente en pescados como pez espada, tiburón, atún rojo y lucio produce una mayor tasa de autoanticuerpos



Un estudio muestra una mayor tasa de autoanticuerpos, precursores de enfermedades autoinmunes, en las mujeres que ingirieron mayores cantidades de este metal.

Uno de los mayores factores de riesgo para algunas enfermedades autoinmunes en mujeres en edad reproductiva, según un estudio de la revista «Environmental Health Perspectives», puede estar asociado con la exposición al mercurio, presente en algunos pescados. Las enfermedades autoinmunes son aquellas en las que el sistema inmunológico reacciona de forma incorrecta provocando patologías como enfermedad inflamatoria intestinal, lupus, síndrome de Sjögren, artritis reumatoide y esclerosis múltiple.

La obsesión por controlar la temperatura para no pasar frío favorece la epidemia de sobrepeso y obesidad



Las temperaturas bajas aumentan los niveles de una proteína que estimula la grasa parda, buena, y hace que la blanca, mala, adquiera las propiedades quemagrasas de la primera.

Muchas personas que durante las pasadas navidades se han mostrado un pelín ‘indulgentes’ con su dieta desearían un buen ‘chorro de aire frío’ para quemar el excedente de grasa adquirido durante las fiestas. Porque, según un equipo de investigadores de la Universidad de California-Berkeley (EE.UU.), la exposición a las bajas temperaturas aumenta los niveles de una proteína que es fundamental para la formación de la grasa marrón o parda, también conocida como grasa ‘buena’ ya que consume energía, es decir, calorías, para generar calor.

Páginas

Suscribirse a Nutrición y Dietética