Inicio

Marcos Garrido, una víctima más de la precocidad en el motociclismo

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

Los circuitos de velocidad volvieron a ser testigo de una tragedia que empieza a hacerse habitual año tras año. El piloto Marcos Garrido, fallecido en la pista de Jerez a los 14 años, se ha sumado a una lista, que empieza a ser demasiado larga, de jóvenes que han perdido la vida practicando su mayor pasión, el motociclismo.

La tragedia recuerda a un suceso similar que ocurrió hace menos de un año. Fue en otra pista española. El circuito de Montmeló acogía el Campeonato de España de Velocidad júnior (CEV). Andreas Pérez fue arrollado por varios pilotos después de sufrir una caída sobre el asfalto catalán. Los fuertes daños cerebrales que sufrió hicieron imposible salvar su vida. España también lloró hace tres años la pérdida de Luis Salom, que falleció mientras disputaba los entrenamientos libres del Mundial de Moto3. La conmoción fue tal que a día de hoy numerosos pilotos lucen en sus monos el dorsal 39 de su carenado.

Lo ocurrido hoy en Jerez vuelve a poner sobre la mesa un debate que ya salió a la luz con el caso de Andreas Pérez. ¿Cuál es la edad mínima que deberían tener los pilotos para subirse a una moto?

España es un país con una tradición histórica sobre las dos ruedas y en todas sus vertientes. Motocross, supermotard, velocidad... muchos los niños que comienzan a acelerar antes que a andar. Al igual que los que se inician en el fútbol, los jóvenes ven en este deporte una forma de ganarse la vida, llegando muchas veces a jugársela con tal de destacar y llegar un día a convertirse en los Marc Márquez del futuro.

Etiquetas: