Inicio

Las duras acusaciones del jefe de Team Toth hacia Barberá

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

La estrambótica historia del robo de la moto de Héctor Barberá el pasado fin de semana en el circuito de Motorland está lejos de tener un final. El español defiende su inocencia, y explica que a la moto le faltaban piezas básicas incluso para su seguridad, por lo que se negó a correr y se retiró de la competición. También deslizó que no cobraba y que el equipo tenía ya un pasado complicado de impagos. Ahora es Imre Toth, jefe del equipo, quien envía un comunicado con graves acusaciones sobre el español.

«Héctor Barberá me ha sido muy familiar desde hace 14 años. En 2007 y 2008 trabajamos juntos, así que ya teníamos una relación de amistad. Nuestro contrato era de cero euros, porque era una de las últimas oportunidades para ambos. Los dos queríamos volver a un nivel mejor después de un par de años de reveses. Queríamos asegurarnos los resultados para los años venideros y el piloto, con buenos resultados, volver a un equipo de fábrica. Así que ambos empezamos la temporada motivados la temporada. Los resultados hablan por sí solos.

Una moto de carreras nunca está lista, siempre tienes que desarrollarla y tienes lo que tienes. En relación con el motor, Barberá tenía dudas, lo que siempre fue apoyado con pruebas, tiempos en los sectores y velocidad punta. Antes de que Barberá viniera al fin de semana de Aragón con este motor, él no quería estar en la salida porque era malo, lento y peligroso. Teníamos otro motor, que pusimos el viernes, pero se rompió una válvula tras ocho vueltas. Esto le puede pasar a cualquiera: un motor de carreras se puede romper.

Estoy seguro de que había algo por detrás. ¿Qué podía ser? Es interesante, él se ha subido al asiento de otro piloto... ¿Lo habías estado planeando con tu mánager? ¿Tenía una oferta mejor? Para Barberá sonaba mucho mejor que la moto no estuviera en el box porque se la habían llevado debido a razones materiales, que porque no fue pagado y no quería correr. ¿Causas materiales? ¿Problemas financieros? Mentira. Teníamos todas las piezas listas para competir después de cualquier caída o problema técnico. Él nunca perdió nada de tiempo en pista a causa de una falta de piezas.

El contrato de Barberá con el equipo Toth era de cero euros, así que no le debo un céntimo. Por mi parte, mi única obligación era comprar los billetes de avión, hoteles y comidas para ellos también. No tengo ningún contrato con ellos. Ni ninguna deuda. Yo compré toda la moto a Yamaha Austria Racing (YART). Muchas piezas las pagué yo. ¿Deudas con Yamaha? No me dieron ni una gorra o una lata de aceite así que tuve que comprar todo.

¿Cómo se puede ir una moto de un circuito moderno un sábado por la noche entre las 20.45 y las 22.00 horas? De hecho, mi moto, como recordé, fue sacada de nuestro box por los dos técnicos de Barberá por petición de Barberá. ¿Por qué? ¿Cómo? Mi padre, dos mecánicos (excepto los españoles) y yo fuimos a cenar al 'hospitality', así que la llave del box y la moto fueron confiados a los dos ingenieros españoles.

Barberá ha logrado más puntos con mi moto mala en dos carreras que con la moto de fábrica italiana en tres fines de semana. Pero sus arrepentimientos, de todos modos, iban mucho más allá de esto, que había hecho incomprensible sin consumir alcohol o cualquier otra droga. ¿Por qué pienso eso? Hace un par de años, pegó a su novia, se emborrachó y todavía no tiene carné por conducir borracho.

Después de que yo denuncié el robo a la policía, pero Barberá empezó a comerse la cabeza. El domingo, después de que la policía le hiciera una visita, Barberá me llamó en torno a las 16.00 horas en su casa pidiéndome que fuera solo y sin un móvil para decirme que la moto estaba en un lugar seguro y que negociáramos. ¿Qué? ¿Cómo fue robada mi moto? ¿O era solo que quería romper el contrato porque tenía otra oferta por lo que iba tan lejos? ¿O, lo siento, había bebido otra vez? Después de la segunda frase lo sentí como una amenaza. Lo dejé y dije que confiaría en la policía. El caso será analizado por las cámaras de seguridad de MotorLand. Es una broma que un circuito moderno solo tenga dos cámaras de seguridad para ver todos los boxes, camiones, caravanas que han comprado de dudosa procedencia. ¿Para qué tenemos seguridad en el 'paddock'? ¿Quién sabe? Pondrán más atención en el futuro.

Seguimos buscando todas las pruebas para la investigación oficial de la policía, es igual de sospechocos tener que oír a Barberá por teléfono o que se esconda. ¿Por qué por teléfono? Es interesante que él ya esté en Assen y sus mecánicos estén con equipos. ¿Puede Dorna permitir que un equipo que ha estado compitiendo desde 2003 no pueda participar en la próxima carrera, pero que gente del 'paddock' esté trabajando sin problema? Interesante. Un robo es un robo, en todos los países. La imagen final es incomprensible para mí. La posición de Dorna es que estos problemas entre un equipo y un piloto o su personal tienen que resolverse por su cuenta. Como respuesta, recibí un plazo, hasta Imola, para llevar la moto, o una nueva si la policía no la encuentra. ¿Eso es todo? ¿O, de nuevo, el problema es que venimos de Europa del Este y ellos son de España y se dan mucha pompa? Si, en cuanto al futuro del equipo, volvemos a trabajar con Dorna, seguimos con el asunto y los autores irán a prisión porque robaron y amenazaron. ¿No es malo para el deporte y el Mundial? Sería el más feliz si la moto de 50.000 euros estuviera aquí. Nos vemos en Imola con un nuevo piloto con una moto nueva o vieja, da igual. Volveremos»

Etiquetas: