Inicio

Guía y trucos de PlayStation Now: un «Netflix para videojuegos»

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

El futuro de la industria del videojuego todavía está por definir. Hay teorías, más o menos consolidadas, que apuntan a que en los próximos años el formato físico pasará a mejor vida. Algo lógico, por otra parte, a tenor de la evolución del consumo de contenidos audiovisuales, donde plataformas como Netflix o HBO se han encargado de explotar un modelo basado en dos aspectos interrelacionados hoy en día, la suscripción y el «streaming».

Era de esperar que, entonces, este planteamiento aterrizara en el ocio electrónico. Todavía está en pañales, pero las iniciativas que ya se encuentran a disposición del consumidor exhiben una idea fantástica. Sony ha querido meterse de lleno. El resultado es PlayStation Now, una plataforma que, al igual que Xbox Game Pass, lo que ofrece es un catálogo amplio y variado de videojuegos.

Un catálogo amplio y variado
Por medio de una suscripción, los usuarios pueden tener la oportunidad de acceder a propuestas actuales pero, también, históricos lanzamientos. Ahí entra un coqueteo de la firma asiática con la retrocompatibilidad, puesto que se pueden encontrar algunos que aparecieron en su momento en la extinta PlayStation 2 como «Dark Cloud», «Kinetica». Pero también otras aventuras que llegaron a PlayStation 3 y que, en este debut, son mayoría: «Batman Arkham Asylum», «Battlefield 4», «Bioshock», «Devil May Cry 4», «Fallout: New Vegas», «God of War 3» o «Mafia 2».

Es lógico, por otro lado, su implicación con juegos de PlayStation 4, entre los que se pueden encontrar deliciosas propuestas como «Assetto Corsa», «Beyond: Dos Almas», «For Honor», «Killzone Shadow Fall», «Lego Batman 3», «Tearaway Unfolded». En total, un catálogo inicial de 600 títulos que irán entrando y saliendo conforme pase el tiempo. Es decir, lo que hay ahora puede desaparecer el mes que viene.

La experiencia, en general, es beneficiosa. Aunque en su mayoría se pueden consumir vía «streaming», no todos los juegos lo permiten, con lo que obliga al usuario a descargarlo previamente en local (que igual compensa según qué títulos porque se verán mejor optimizados). Y sí, aunque la experiencia es fantástica hay que tener en cuenta que todo dependerá de la robustez y solvencia de la conexión a la red doméstica. Es probable que si tienes una pésima tarifa no puedas ni siquiera empezar una partida. Esta parte técnica, algo mejorable, es uno de los aspectos negativos de la plataforma porque, además, la compañía no aclara correctamente en los términos de uso los requerimientos básicos. Tan solo se informa de una conexión mínima de 5 Mbps, pero puede resultar insignificante. El rendimiento de la transmisión, a veces, presenta ciertas dudas.

Cómo jugar en PS4 o PC
La interfaz es bastante intuitiva, permitiendo realizar búsquedas por títulos y géneros de manera rápida y ágil. Una de sus virtudes es la posibilidad de acceder directamente desde un ordenador PC con sistema operativo Windows (cuyos requerimientos no son demasiado exigentes), con lo que se dan muestras de un nuevo rumbo dentro de la industria; la transversalidad y la colaboración empiezan a ser ejes fundamentales para su desarrollo.

Acceder al servicio es fácil, puesto que aparecerá directamente en el abanico de opciones de la PlayStation 4. El modelo diseñado para su monetización tiene ciertos claroscuros. Si atendemos a la competencia, puede resultar algo excesiva; una suscripción de PlayStation Now cuesta 14,99 euros al mes (99,99 euros al año).

Por fortuna, si un juego dispone de modos multijugador online se puede acceder a ellos igual que si hubieras comprado el juego en disco o mediante descarga, lo que significa que es posible hacerlo tanto con otros jugadores de PlayStation Now como con los que tengan las versiones en disco o de descarga del juego. No se necesita una suscripción adicional a PS Plus.